dimarts, 16 setembre de 2014

Cursos octubre 2014 - febrer 2015


Alemany. Nivell elemental
Dilluns i dimecres. 10-11.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Anglés. Nivell 1 - Grup A
Dilluns i dimecres. 18.30-20 h
CIG-UV (C/ Tossal, 8)

Anglés. Nivell 1 - Grup B
Dilluns i dimecres. 20-21.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Anglés. Nivell 2
Dimarts i dijous. 18.30-20 h
CIG-UV (C/ Tossal, 8)

Anglés. Preparació B1
Dimarts i dijous. 17-18.30 h
CIG-UV (C/ Tossal, 8)

Balls de saló
Dilluns i dimecres. 19-20.30 h
C.S. Corea (Av. de la Mar, 6)

Balls de saló
Dimarts i dijous. 19-20.30 h
Antiga escola de Benipeixcar (C/ Sants de la Pedra, s/n)

Boixets (taller de 20 hores)
Dimecres. 10-11.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Ceràmica artística. Iniciació
Dilluns i dimecres. 17-19 h
Casa de la Natura (Parc Ausiàs March, s/n)

Ceràmica artística. Perfeccionament
Dimarts i dijous. 17-19 h
Casa de la Natura (Parc Ausiàs March, s/n)

Club de lectura (taller de 10 hores)
Un dilluns de cada mes. 18-20 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Cuina de mercat
Dilluns i dimecres. 17.30-19.30 h
C/ Carmelites, 26

Cuina de mercat
Dimarts i dijous. 17.30-19.30 h
C/ Carmelites, 26

Dibuix i pintura
Dilluns i dimecres. 9.30-11.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Dibuix i pintura
Dimarts i dijous. 17.30-19.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Dibuix i pintura
Dilluns i dimecres. 19-21 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Educació infantil. Introducció
Dimarts i dijous. 10-11.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Enquadernació
Dimarts i dijous. 9.30-11.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Fotografia. Nivell 1
Dilluns i dimecres. 20-21.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Fotografia. Nivell 2
Dilluns i dimecres. 18-20 h
CIG-UV (C/ Tossal, 8)

Informàtica. Introducció
Dilluns i dimecres. 17-18.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Informàtica. Perfeccionament
Dilluns i dimecres. 10.30-12 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Informàtica. Perfeccionament
Dimarts i dijous. 17-18.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Internet i correu electrònic
Dilluns i dimecres. 18.30-20 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Itinerari pel patrimoni de Gandia
Dimecres 17.30-19 h 
UPG (Pl. Loreto, 4)
Dissabtes 10-12 h (visites guiades)

Manualitats
Dimarts i dijous. 19.30-21.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Manualitats
Dimarts i dijous. 16-18 h
C.S. Marcel·lí Pérez (C/ Mare de Déu Blanqueta, 19)

Manualitats
Dimarts i dijous. 16-18 h
C.S. Marxuquera (Pl. Ermita, s/n)

Manualitats
Dimarts i dijous. 16-18 h
C.S. Raval (C/ de la Moreria, 11)

Manualitats
Dilluns i dimecres. 17.30-19.30 h
C.S. Santa Anna (C/ Santa Anna, 59)

Patchwork (taller de 20 hores)
Dilluns. 10-12 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Restauració de mobles (taller de 20 hores)
Dimarts. 16.30-18.30 h
Lloc a determinar

Senderisme a la Safor
Dijous. 17.30-19.30 h
UPG (Pl. Loreto, 4)
Aquest taller es complementa amb dues excursions mensuals els diumenges.

Tall i confecció
Dimarts i dijous. 17-19 h
C.S. Beniopa (C/ Mestre Michavila, 1)

Tall i confecció
Dimarts i dijous. 15-17 h
Foro de Convivencia Manuel Broseta (C/ Cervantes, 24)

Tall i confecció
Dilluns i dimecres. 16-18 h
C.S. Raval (C/ de la Moreria, 11)

Tractament digital d'imatges (taller de 20 hores)
Dimarts i dijous. 19.30-21 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Valencià elemental
Dimarts i dijous. 18.30-20 h
UPG (Pl. Loreto, 4)

Valencià mitjà
Dilluns i dimecres. 18.30-20 h
CIG-UV (C/ Tossal, 8)

Valencià superior
Dilluns i dimecres. 17-18.30 h
CIG-UV (C/ Tossal, 8)

Vídeo 1
Dimarts i dijous. 10-12 h
UPG (Pl. Loreto, 4)



BASES

INSCRIPCIÓ
Podran inscriure’s totes les persones majors de 16 anys. El període d’inscripció és del 22 de setembre al 7 d’octubre, als locals de la UPG o Centres Socials. La inscripció finalitza l’últim dia a les 13.30 h.

 MATRICULACIÓ

La matriculació es realitzarà, una vegada acceptada, del 13 al 24 d’octubre, a les oficines situades en:
                        UNIVERSITAT POPULAR DE GANDIA -  Pl. Loreto, 4 – GANDIA
                        Tl. 96 295 95 15

HORARI OFICINES UPG                  
            de dilluns a dijous:
                                   matí, de 9 a 13.30 h
                                   vesprada, de 17 a 20 h
els divendres, de 9 a 13.30 h

DOCUMENTACIÓ per a la inscripció: DNI
DOCUMENTACIÓ per a la matriculació:
-Carnet Jove, targeta 12:35. Jubilats i pensionistes, amb el carnet corresponent i la targeta daurada.
-L’imprés de pagament


PAGAMENT
Una vegada confirmada a les oficines de la UPG l' acceptació al/s curs/os, rebran un document per a fer l’ingrés bancari. Aquest document hauran de tornar-lo, amb el segell del banc en el termini màxim de dos dies. En cas de no fer-ho així, es considerarà que la plaça queda vacant.
El rebut podrà abonar-se en qualsevol  entitat bancària col·laboradora.


PREU
El preu de cada curs és de 80 euros.
El preu de cada taller de 20 hores és de 40 euros.
El preu de cada taller de 10 hores és de 20 euros.
Les persones amb Carnet Jove, targeta 12:35, targeta daurada o de jubilat/pensionista  tindran un descompte del 20%.
El preu de les activitats obertes (excursions, visites guiades, etc.) és de 5 euros.


DURACIÓ DELS CURSOS
Els cursos s'impartiran del 27 d’octubre de 2014 al 5 de febrer de 2015. Els tallers s’impartiran en les dates indicades al programa. Les vacances seran les que indique el calendari escolar.
La data de les diferents activitats obertes s’anunciarà amb suficient antelació en El Full i a la web de la UPG.

OBSERVACIONS

-Places limitades.
-La inscripció és gratuïta i  delegable.
-Una mateixa persona podrà inscriure’s només a dos cursos de la mateixa matèria.
-En els cursos que les inscripcions superen el nombre de places ofertades, s’efectuarà un sorteig públic pel secretari general de la corporació en el saló de plenaris, a fi d’ajustar-ne l’oferta i la demanda. El procediment serà el següent: s’extraurà a l’atzar el número de la inscripció que obri la llista d’acceptació i es comptaran a partir d’aquest les places ofertades fins completar el curs. El número següent a l’última plaça admesa obrirà igualment una llista d’espera seguint l’ordre ascendent d’inscripcions.
-El sorteig es realitzarà el dia 8 d’octubre a les 9,30  h  en l’Ajuntament de Gandia, i estarà obert al públic.
-La matrícula és intransferible i no es tornarà el seu import una vegada començades les classes.
-Les possibles despeses de material que origine cada curs seran sufragades pels propis alumnes.
-Els alumnes hauran d’arreplegar el material i els efectes personals en acabar el curs. De no fer-ho així, la UPG no se’n fa responsable.

Més informació al telèfon 96 295 95 15 o al correu electrònic upg@gandia.org.



dijous, 11 setembre de 2014

dimecres, 23 juliol de 2014

dissabte, 19 juliol de 2014

El descubrimiento






 Al fin habíamos llegado a aquella hermosa cicatriz que podía divisarse desde la falda de la montaña. Había depositado todas las esperanzas de mi largo viaje hasta la Costa Mediterránea en aquella gruta, de la que esperaba recibir las respuestas a cientos de preguntas que se hospedaban en mi cabeza desde hacía años. Levanté la mirada y mis ojos se cargaron de alegría al contemplar que estábamos tan solo a unos metros de la Cueva del Parpalló. A pesar de que estaba ansioso de cruzar su puerta, decidí que sería mejor tomarnos un merecido descanso antes de entrar y de esa manera recuperar fuerzas e hidratarnos tras la dura caminata.
Tras dar buena cuenta del bocadillo y mientras esperaba a que los demás acabaran de almorzar decidí que lo mejor sería echar un vistazo por los alrededores de la cueva. Si mis sospechas eran ciertas, allí debía encontrar indicios suficientes que confirmaran que aquella zona ya había sido habitada hacía miles de años por nuestros congéneres.
No tardé demasiado tiempo en darme cuenta de que mis teorías no serían fáciles de corroborar al menos sin pisar el interior de la cueva, ya que aquel sendero había sido utilizado con regularidad por pastores y rebaños vecinos que incluso habían utilizado aquellas cavidades como refugio habitual. Para mi satisfacción, mientras exploraba las inmediaciones pude encontrar algunos pedernales o “piedras de fuego”, que era el nombre con el que comúnmente llamaban los campesinos a sus mecheros, algo que resultaba una buena noticia para mí y para mi equipo. Sin ni siquiera prestar atención, fui adentrándome entre los arbustos y acercándome a aquella garganta excavada en la roca. La estudié durante unos minutos. A simple vista parecía de fácil acceso, así que avisé a mis compañeros de que realizaría una primera exploración en solitario. Tras colocarme el traje impermeable, prendí fuego a la llama de mi casco y le solicité a Joan que me ayudara a asegurar las cuerdas de seguridad al arnés de cuero que habíamos fabricado para la ocasión.
Después de dar unos primeros pasos inestables hacia el interior de la caverna adentrándome en la negrura,  vi algo en el suelo que me llamó la atención. Me agaché y tomé entre mis dedos lo que a todas luces era la punta de una flecha de aletas y pedúnculo. Las pequeñas láminas geométricas de sílex utilizadas en su confección me indicaron que debían tener entre unos 11.000 y 15.000 años. Eché un vistazo a mi alrededor esperando poder encontrar más objetos que pudieran darme más datos sobre la antigüedad de aquella pequeña joya de la naturaleza bajo la que me resguardaba. A pocos metros divisé una pieza que también llamó mi atención. Me acerqué y cogí el objeto comprobando, cuando lo tuve en mi mano que se trataba de un raspador de sílice con un extremo redondeado que solía ser utilizado en el paleolítico superior para el trato de la piel y la fabricación de ropa y calzado.
A medida que entraba en la cueva, sentía como mi espíritu se sentía cada vez más libre, menos atado a la realidad que me rodeaba y más en comunión con aquella hospitalaria morada. Mientras los segundos pasaban, no podía creer lo que estaba ocurriendo a mi alrededor. La quietud que me había rodeado hasta ese momento comenzaba a resquebrajarse animada por el estado de éxtasis que me embargaba. Cuando abrí mis ojos tras ese momento de ensoñación, sentí que pertenecía a aquel lugar tanto como aquellas figuras de cabellos largos que me rodeaban y que grababan con tesón imágenes de animales sobre las plaquetas de la galería interior. Por ensalmo, mi mirada se desvió hacia un rincón en el que un malhumorado individuo se encontraba acuclillado y desde el que desechaba lanzando al aire diferentes instrumentos rotos o inservibles. Los cazadores procedían a la inscripción y decoración de sus jabalinas preparándolas para la caza, mientras las mujeres despellejaban los animales para proceder a su cocinado.  
Una voz me sacó de mi sueño mientras una sonrisa de satisfacción afloraba en mi rostro. Sentí que la paz y la felicidad me embargaban después de comprobar que todos aquellos años de dedicación habían sido recompensados.
Leonardo Jiménez Gómez

dijous, 26 juny de 2014

Un viaje inesperado


 Homenaje a la cueva del Parpalló

Una mañana de primavera, hace 18 000 años. El viento frío azota por ráfagas las laderas de las montañas. La cubierta arbórea no es muy importante, dejando una sensación de espacios abiertos muy grandes. El paisaje está cubierto de diferentes tipos de hierbas de diferentes tamaños, líquenes y algunos que otros pinos y árboles acostumbrados al frío. Aún así la vida florece y perdura en estas condiciones. La lucha por la supervivencia es la mayor preocupación para  los pequeños grupos humanos de la zona: nómadas, cazadores, recolectores, pescadores, que por fortuna o no, les ha tocado vivir en este momento. 

En una de las laderas aparece una silueta humana, es Dan´Ha. Un adolescente apuesto, de pelo negro, ojos castaños y de mirada astuta, vestido con traje y zapatos de pieles contra el frío que le cubre todo el cuerpo. El conjunto está hecho varias capas de pieles claras, unidas y cosidas entre si, dándole toda la protección necesaria contra las inclemencias del tiempo. Como armas solo lleva un cuchillo de piedra y una lanza por si surge algún imprevisto. Parece que no le molesta tanto el viento, está acostumbrado, mientras no nevara todo irá bien. Le gusta pasear por la zona, solitario, a la escucha, observando el entorno, las plantas o los animales, pero le ha tocado vigilar los alrededores de su cueva y  si otros grupos humanos desconocidos vienen con malas intenciones. Tiene que estar preparado para avisar a los suyos pero finalmente este día  ha pasado tranquilamente.

Dan´Ha pertenece a la tribu de los talladores de hojas planas, o “Zikha-Uk-Tsi” como se denominan a  sí mismos en su propio idioma. El nombre se debe a las valiosas herramientas de sílex, u otras rocas, que producen y que tienen, en su mayoría, formas planas como algunas de las hojas de los árboles. En ocasiones las intercambian por otras herramientas o productos que necesitan mediante trueque cuando se encuentran en grandes reuniones tribales, dos o tres veces al año.

La tribu,  compuesta por varios clanes o familias que viven aisladas pero están en contacto a menudo, son autosuficientes y autónomas, pueden hacer todo tipo de actividades pero su familia está especializada en el dominio artístico para uso sagrado. Trabajan para toda la colectividad de forma casi anónima pero reciben el reconocimiento por esta labor muy importante dentro y fuera de la comunidad.

Dan´Ha tiene muchas habilidades para un joven de su edad, trabaja con diversos tipos de materiales:  piedra, madera, marfil, huesos, fibras vegetales, y conoce muchas técnicas aunque tiene, como su padre, predilección por el grabado y la pintura de animales, plantas y símbolos en plaquetas de piedra. 

La covacha donde trabaja su padre y vive su familia, sirve también de lugar de culto en ocasiones y de almacén donde dejan piezas y esbozos en diferentes lugares desde hace ya varias generaciones atrás.  Suelen venir, a veces, otros artesanos artistas de otros clanes o familias para aprender, intercambiar información y experiencias.

El verano transcurre mas o menos sin grandes cambios, aunque su padre, en una operación de talla de sílex, se ha herido gravemente la mano, lo que le ha dificultado gravemente la posibilidad de seguir realizando grandes trabajos pero Dan´Ha, que ya tiene quince primaveras, poco menos de la mitad de la vida humana en esa época, ha pedido permiso para sustituirle como gran maestro dedicado a obras artísticas o “Kuer-Ur-Anak”.

Su padre ha aceptado pero ha ido a ver al consejo de ancianos de todas las familias cercanas para proponer a su hijo en el puesto.
Para ser gran maestro es importante efectuar un rito de paso, que consiste en un viaje iniciático. En él, tendrá, entre otras cosas, que elegir un nuevo animal totémico creador para su clan. El viaje tiene sus riegos pero tendrá que asumirlos para superar el rito.
Emocionado y algo asustado a la vez, razonando llega a la conclusión pues puede que este evento sea una gran oportunidad para él, su familia y toda la tribu.

Para empezar su camino, tendrá que esperar la migración anual de los renos en el otoño, en dirección del norte hasta la montañas sagradas.

Dan´Ha se ha preparado para la marcha y junto con dos otros compañeros elegidos por el consejo, emprenderán en breve el viaje de sus vidas. Todo está por hacer y descubrir.

Gonzalo Ortega


Quins animals més estranys!



Un dia, quan ja havia passat una lluna des que s’havien instal·lat en la boca d’aquella gruta, la colla no va poder eixir de cacera perquè semblava que s’acabava el món; una gran ploguda, acompanyada de moltes lluminàries al cel i una tronada impressionant, els feia impossible l’eixida de la cova i els convidava a mantenir-se arrecerats allà dins. A la vora de la foguera.
Un jove dels membres de la colla, jove, va eixir del fons de la caverna fent unes grans exclamacions, que eren una barreja de por i d’admiració.
Aquell jove va captar l’atenció del líder i va aconseguir fer-se’n acompanyar a la part més interna de la cova.
Quan tots dos van arribar en la galeria on havia estat el jove, aquest va acostar el bol de greix on surava una flameta i va il·luminar, en un pany de la paret, diverses figures d’animals, que apareixien i desapareixien a mesura que ell anava desplaçant el bol.
El líder va tindre la mateixa reacció que, abans, havia tingut el jove: va adoptar un posat amenaçador, va bramar contra aquelles figures, va fer salts i gestos hostils, que eren una mig defensives mig ofensives. Volia evitar que aquells animalots els obligaren a abandonar el refugi.
Però el seu posat va canviar quan, al cap d’una estona, i estimulat per l’actitud calmada del jove, es va adonar que aquelles figures no es movien; s’hi va acostar a poc a poc, i va posar la mà sobre una d’aquelles figures: estava freda, morta. Però, no tenia pèl! Ni escates, ni plomes! La carn no es podia separar de la paret: aquells animals hi estaven enganxats!
Mentre ells dos estaven interrogant-se sobre aquella meravella, va entrar un dels nouvinguts que se’ls havia afegit, a la colla, feia algunes llunes.
Aquest no es va estranyar gens davant d’aquelles imatges; no va fer cap expressió d’alarma, al contrari, va agafar un terrosset que duia al seu sarró, en va trencar un tros, se’l va posar a la palma de la mà, hi va escopir unes quantes vegades, i el va reblanir, després es va posar-se a plasmar una figura humana molt estilitzada. Volia representar una dona recollint llavors amb un cistell a la mà.

Salvador Pallarès-Garí